19.4.12

SUBVERSIÓN DEL ESPACIO

Los recobecos de una casa no sólo tienen una estética, 
conllevan una ética en juego.
Uno puede ser un ferviente militante 
en contra de los lugares lúgubres, 
oscuros, húmedos o asfixiantes.
La forma en cómo construís los espacios de tu casa,
hablan de tus anhelos, 
tu manera de estar en el mundo. 
Tu silla dice de vos, 
si claro, y cómo!. 
Dice que te gusta andar cómoda 
pero sin perder la elegancia 
o que tenes estilo 
o que no estás ahí,
que nos has decidido apropiarte del lugar.
Hay quien tiene silla mecedora,
quien tiene cama paraguaya 
y quien convierte toda su casa en un lugar de trabajo.
Hay quien pone el acento en lo que se ve 
y hay quien subraya la funcionalidad de los objetos.
Por suerte, 
también están aquellos
que incorporan en el diseño de los espacios,
la ambientación
y no solo la disfrutan en eventos sociales, 
fuera del hogar. 
Y marcan la diferencia. 
Son esas casas dónde los aromas y sonidos
también se encuentran presentes, 
habilmente pensados.
Son los que crean un espectáculo para los sentidos.
Los que desean dejar una marca.
Los apasionados. 
Los que buscan aquello que escapa a la mirada
y que impacta mucho más. 
Recibir a un invitado con Elvis sonando,
con una luz tenue 
y con olor a flores blancas, 
evita que se pose la mirada 
en la mancha de humedad que tenes en el techo 
porque los ojos tienden a cerrarse 
y el cuerpo a dejarse llevar.
Los aromas y las melodías te vuelven hospitalario, 
invitan a quedarse, 
a disfrutar. 
Te colocan en otro lugar. 
Hacen de tu casa un hogar, 
un paseo, 
una experiencia, 
una fiesta.
Tal como las melodías, 
hoy los aromas vienen envasados. 
Existen más de trescientas esencias
rescatadas de la naturaleza 
que pueden viajar a tu casa. 
Decorar es recrear, 
es construir, 
es articular, 
es combinar texturas, colores, sonidos,
luces, aromas, estilos 
para crear un ambiente único, 
personal.
Las casas son como las mujeres.
Ni lindas ni feas.
Las que hacen la diferencia son las que cuidan los detalles
y se vuelven atractivas
y por ello, 
inolvidables.

6 comentarios:

  1. Por eso, de un tiempo a esta parte, cuido mucho quien entra a mi casa y quien no.
    Es un lugar íntimo, cuidado y que se comparte sólo con personas dignas de confianza :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo bien que haces!!! Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo20.4.12

    China leyendote diste en la tecla lo que siento por mi casa y por todas las cosas lindas que le voy sumando!
    gracias!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. mi casa es en el único lugar donde me permito, me admito, me suelto, me mimo...al 100%, antes era tirando a fregona, ahora, me volví serenamente contemplativa...y algo ordenada.besos, te quiero

    ResponderEliminar
  5. que lindo!!!!!! abrazoooooooooooooo

    ResponderEliminar

chinadas