22.8.13

QUIERO VALE CUATRO

En casa se cuestiona todo.
Nada pasa indiferente por aquí.
Somos tres seres totalmente distintos.
Y nos cuesta ponernos de acuerdo en algo, 
por mínimo que sea.
Eso hace que la cosa sea entretenida
pero, a veces, 
se vuelva tediosa
y agotadora.
La argumentación es la vedette de la casa, 
y estamos todos entrenadísimos.
Acá, el que no la gana la empata.

Ayer charlábamos con mi hija 
sobre la importancia de comer sano.
Y después de media hora de sarasa
denostando a la comida chatarra,
y en pleno forcejeo con un plato de verduras, 
recién servido,
la señorita
fundamentó:
[lo que como
también
le tiene que hacer bien 
a mis papilas gustativas]
y con eso me calló.

13 comentarios:

  1. Cuanta presición terminológica! Una genia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no sabes si eso es bueno o malo¡¡¡ gracias por pasearte por acá¡

      Eliminar
  2. jajajaja! touché ! besotes China, felicitaciones por las charlas para emprendedores en Panal, éxitos!

    ResponderEliminar
  3. jajjajjaa has creado un monstruo! ajajja

    la argumentación, qué entretenida y horrible, con mi novio la practicamos bastante también, es agotadora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. talcua¡¡ uno no sabe por qué los estimula tanto si al final se vuelve todo contra uno¡¡
      abrazoooo

      Eliminar
  4. está muy bien entrenada!!

    jajaja
    besos
    Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y va a empeorar con los años¡¡¡ abrazoo

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Me rei muchisimo con lo ultimo, que interesante es tu bloggi.
    Ultimamente me es dificil encontrar cosas que me sirvan. Te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias¡¡ y bienvenida¡¡¡¡

      Eliminar
  7. jejejej que genia! Un beso china!

    ResponderEliminar

chinadas